cabeceras2016-1-acerca

Residuos radiactivos
Este bloque contiene preguntas sobre:
    • Productos radiactivos producidos en una central nuclear.
    • Vida media de los productos radiactivos.
    • Producción y gestión de residuos de alta, media y baja actividad.
    • Almacenamiento y transporte de residuos de media y baja actividad.
    • Reprocesamiento del combustible.
    • Almacenamiento temporal (ATI) y definitivo (ATC) de combustible usado.
    • Almacenamiento geológico profundo.

Envía tu pregunta

Documentos de referencia

¿Qué riesgo radiológico entraña el transporte de residuos radiactivos hasta el ATC?

El combustible gastado se transporta por carretera desde las piscinas de las centrales hasta el ATC, confinados en el interior de contenedores con sucesivas capas de material de blindaje.

La dosis estimada para una persona que viva en una de las poblaciones por donde pasen los convoys es como máximo, a lo largo de los 24 años que durarán los transportes, de 0,005 mSv. Una persona que viva en cualquier ciudad española recibirá durante ese tiempo 42 mSv por otras causas (8.000 veces más).

En caso de accidente durante el transporte de residuos ¿Cuáles son los riesgos?

En el mundo se han contabilizado 30 Mkm (2 Mkm en España) de transportes de residuos sin ningún accidente con incidencia radiológica. Los contenedores se licencian para soportar extremas condiciones de accidente, como caídas de 9 m, caídas de 1 m sobre punzones, temperaturas de incendio durante 30 minutos o inmersión a 200 m durante 1 h, pero los experimentos demuestran que en realidad soportan mucho más. Estos experimentos están disponibles en diversos videos de youtube como:

https://www.youtube.com/watch?v=jQaKeXZYRJk

¿Qué riesgos radiológicos supone el Almacén Temporal Centralizado?

El ATC es una instalación pasiva, es decir, no requiere energía para funcionar correctamente, por lo que puede resistir a largos periodos de corte energético. Además, cuando esté construido constituirá el edificio con mejor cualificación sísmica de España a pesar de no estar en una zona de riesgo sísmico considerable.

Con respecto a los posibles problemas que han tenido eco en la prensa sobre relieves kársticos en el subsuelo, estos se resuelven con la disposición de una losa continua en el edificio. Esta solución ya estaba entre los criterios técnicos aún antes de que se empezase a considerar este posible problema.

La fuente de estas respuestas es, especialmente, el estudio de Impacto Ambiental del ATC descargable públicamente en la página de ENRESA.

¿Durante cuánto tiempo los residuos continúan siendo radiactivos?

Los residuos de las centrales nucleares están gestionados adecuadamente según establece la ley. Las centrales nucleares generan residuos radiactivos de baja y media actividad que se almacenan en la instalación de ENRESA en El Cabril, al igual que los de otras 20.000 industrias. Estos residuos pueden ser desclasificados a los 300 años.

En la actualidad los elementos combustible irradiados se almacenan de forma segura en las centrales y siguen siendo radiactivos durante varios miles de años. En el futuro, está previsto que se alojen en un Almacén Temporal Centralizado (ATC).

El reprocesamiento de combustible usado es una opción adicional. No todos los países disponen de esta tecnología, que no eliminaría la necesidad de un almacenamiento para el combustible usado, pero sí lo reduciría.

Las soluciones disponibles para el almacenamiento del combustible usado permiten la operación a largo plazo de las centrales. El desarrollo de nuevas tecnologías reducirá el volumen y la actividad de los residuos.

También se encuentran en estudio tecnologías como la transmutación, que consiste en tratar los elementos de mayor periodo de semidesintegración y convertirlos en otros elementos con vida más corta. Con esta técnica se podría recuperar el uranio y el plutonio para su aprovechamiento energético posterior y se podrían transmutar los materiales actínidos derivados de la fisión a otros de un periodo inferior a los mil años.

¿Qué política se sigue en España con el combustible gastado?

Los residuos de las centrales nucleares están gestionados adecuadamente, según establece la ley. Las centrales nucleares generan residuos radiactivos de baja y media actividad que se almacenan en las instalaciones de ENRESA en El Cabril, al igual que los de unas 20.000 industrias, y que a los 300 años ya pueden ser desclasificados.

Los elementos combustible usados se almacenan en estos momentos de forma segura en las centrales y, en el futuro, está previsto que se alojen en un Almacén Temporal Centralizado (ATC).

El reprocesamiento de combustible usado es una opción adicional. No todos los países disponen de esta tecnología, que no eliminaría la necesidad de un almacenamiento para el combustible usado, pero sí reduciría su volumen.

Las previsiones realizadas por la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (ENRESA) en el Sexto Plan General de Residuos Radiactivos (PGRR) aprobado en julio de 2006, estiman que la producción total de combustible usado será de 6.674 toneladas de uranio metal, lo que significa un volumen de unos 13.000 metros cúbicos.

En la realización de estas estimaciones se ha considerado como escenario que no se producirá una variación en el actual parque nuclear, de ocho reactores en seis emplazamientos, con un período de vida de cada instalación de cuarenta años, desde su puesta en marcha hasta su parada definitiva.

Aunque no se cierra la posibilidad del reprocesado en el extranjero, en el referido PGRR se contempla que el combustible gastado, una vez sacado del reactor, pasa a ser considerado residuo radiactivo de alta actividad, que tras su estancia en la piscina de la propia central nuclear será depositado en un almacén centralizado. El Plan apuesta por crear un Almacén Temporal Centralizado, ATC, para albergar el combustible gastado antes de 2010 y continuar con las investigaciones que se están llevando a cabo y que se centran en la Separación y Transmutación (S-T) y en el Almacenamiento Geológico Profundo (AGP).

La producción de residuos, ¿es privativa de la generación de electricidad?

Tanto en los procesos vitales como en la propia naturaleza se producen continuamente residuos. Algunos son reprocesados y forman parte de esos propios ciclos y otros no tienen otro destino que su eliminación o su confinamiento. A estos últimos es mejor denominarlos como "desechos". La actividad humana genera también residuos y desechos. Se trata de sustancias, materiales u objetos, restos de productos naturales o de procesos de fabricación.

En nuestra sociedad hay un aumento continuo de la producción de residuos por múltiples razones entre las que cabe destacar las culturales y las surgidas del rápido crecimiento demográfico y de la tecnificación e industrialización crecientes.

La sociedad es consciente de que se necesita gestionar esos residuos y desechos, algunos muy nocivos, y afrontar su confinamiento seguro, con el problema añadido de la inabordable dispersión con que se producen y del inmenso y creciente volumen que se genera.

La Ley española de residuos de abril de 1998, establece una única clasificación de los residuos en dos grandes grupos, urbanos y peligrosos. Sin embargo, a efectos prácticos, esta clasificación plantea problemas, dada la gran variedad de residuos que se generan. Por este motivo, las normativas específicas han venido diferenciando entre residuos urbanos, asimilables a urbanos, agrícolas y forestales, banales e inertes, industriales, tóxicos y peligrosos y sanitarios.

En España se producen al año 300 millones de toneladas de contaminantes atmosféricos, 20 millones de toneladas de residuos sólidos urbanos, 4 millones de toneladas de residuos peligrosos y 2.000 toneladas de residuos radiactivos, de los cuales, sólo 160 toneladas corresponden a combustible gastado.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que das tu consentimiento a nuestra Politica de Cookies.