cabeceras2017-6-energia.jpg
Varios
Este bloque contiene preguntas sobre cualquier asunto no cubierto por las áreas anteriores.

Envía tu pregunta

¿Es lo mismo la Sociedad Nuclear Española que el Foro Nuclear?

La Sociedad Nuclear Española es una asociación, sin ánimo de lucro, que representa a los profesionales del campo de la energía nuclear y de las radiaciones ionizantes, que son sus socios individuales. La SNE tiene como misión promover el conocimiento y la difusión de la ciencia y la tecnología nuclear. En estos momentos hay del orden de 1.000 socios individuales y unas 60 empresas, que son sus socios colectivos.

El Foro Nuclear representa a las empresas del sector nuclear, centrales nucleares, empresas eléctricas, fabricantes de combustible, ingenierías, empresas de servicios, constructoras, instaladoras, etc.

¿De dónde viene el uranio?

La producción de uranio está muy diversificada y se encuentra en países sociopolíticamente estables.

Los concentrados de uranio proceden de Australia, Canadá, Estados Unidos, Egipto, Francia, Groenlandia, India, Kazakstán, Namibia, Nigeria, Noruega, Rusia, Sudáfrica, Uzbekistán, Venezuela, siendo los máximos productores Canadá y Australia.

España dejo de producir uranio en 1999, en las minas situadas en Ciudad Rodrigo, Salamanca.

También existe la posibilidad de utilizar el torio como elemento fisionable, que es más abundante en la corteza terrestre que el uranio. En estos momentos la tecnología para utilizar el torio está en desarrollo. Su utilización está prevista en India, Estados Unidos, Rusia y Canadá.

Por otro lado, si se realizase un reprocesado de los elementos de combustible usado de las centrales de diseño actual, podríamos recuperar un alto porcentaje de combustible. Si además utilizásemos reactores rápidos de nueva generación, podríamos tener combustible disponible para más de 1.000 años.

¿Hay disponible suficiente uranio para que funcionen las centrales nucleares del mundo?

Las existencias actuales de uranio permiten pensar en más de 120 años, aunque continuamente se realizan prospecciones que permiten aumentar las reservas de este material. Por otro lado, la implementación de las tecnologías conocidas como de “reactores rápidos”, permitirían la utilización del isótopo más pesado del U, multiplicando de forma contundente esa cifra y permitiendo la disminución de los residuos generados.

¿Es cierto que las personas que viven en el entorno de una central nuclear hablan bien de ella porque ellos o sus familiares trabajan en la instalación y porque la central gasta mucho dinero con los ayuntamientos?

Las centrales nucleares son, evidentemente, dinamizadores económicos de los entornos donde se encuentran ubicadas, pero eso no tiene nada que ver con la compra de opinión.

Las centrales nucleares generan trabajo en condiciones seguras tanto para las personas que trabajan en ellas como para el medioambiente.

Además, como cualquier otra industria, están sujetas al impuesto de bienes inmuebles (IBI) y al de actividades económicas, que contribuyen a los ingresos de los municipios y a mejorar la calidad de vida de los habitantes.

En cuanto al impacto medioambiental, hay que destacar que no genera gases de efecto invernadero y que la radiación ambiental se controla por el Programa de Vigilancia de la Radiación Ambiental (PVRA), en el que se siguen las medidas de instrumentos de detección de la radiación y se tomas muestras de alimentos terrestres y fondos marinos o fluviales del entorno de las centrales. Este programa PVRA empezó a medirse antes del arranque de las centrales nucleares y durante su operación no se han observado cambios en los resultados.

Cada año el CSN explica los resultados de estos programas a la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados. Esta documentación es pública.

Está comprobado que una mayor aceptación de la energía nuclear por parte del público está asociada con la información objetiva que este ha recibido. El mayor esfuerzo divulgador lo hacen los operadores en el entorno de las centrales, lo que serviría para explicar este fenómeno, puesto que es precisamente ahí donde se produce la mayor aceptación del público

¿No es mejor renovables que energía nuclear?

Todas las energías tienen sus ventajas e inconvenientes. En el caso de las renovables es la intermitencia de la solar y eólica y los años secos en el caso de la hidráulica. En las nucleares su alta necesidad de inversión y los residuos que, aunque están gestionados adecuadamente, no dejan de ser un inconveniente.

Ambas tecnologías son complementarias y se necesitan mutuamente para producir la máxima energía eléctrica posible, respetando los parámetros del desarrollo sostenible. La nuclear garantiza el suministro ante la intermitencia que inexorablemente tiene la renovable. El resto de tecnologías como carbón y gas pueden complementar las puntas de consumo.

En el año 2015 un 56% del total de la producción eléctrica fue lograda sin emisiones de gases de efecto invernadero. A la energía nuclear le corresponde un 36%.

¿La fusión nuclear no es mejor que la fisión nuclear para producir electricidad?

La fusión se encuentra todavía en fase experimental, por lo que no se ha generado electricidad derivada de esta tecnología, siendo sus máximos exponentes el proyecto de investigación ITER, por el método de fusión por confinamiento magnético, que está en proceso de construcción, y el NIF, por el método de fusión por confinamiento inercial.

Las expectativas del proyecto ITER (Caradache, Francia) son muy grandes, pero no se prevé generación eléctrica por fusión hasta pasados por lo menos 30 años.

Puesto que la capacidad de nuestro planeta de producir energía está limitada, y teniendo en cuenta que el 20% de la humanidad consume el 80% de la energía, lo que significa que el consumo eléctrico mundial va a seguir aumentando a pesar de los esfuerzos de ahorro y eficiencia que se están realizando, consideramos que se necesitan todas las fuentes de energía disponibles; también la fisión nuclear.

¿En qué consiste la medicina nuclear?

Es la aplicación de las radiaciones ionizantes para el campo de la medicina y se puede utilizar en exploraciones médicas, diagnosis o tratamientos médicos curativos.

La medicina nuclear es una especialidad médica de historia relativamente corta (unos 40 años), que utiliza las radiaciones ionizantes procedentes de radioisótopos o radionucleidos para la realización de estudios morfológicos y funcionales de numerosos órganos, así como las determinaciones radioanalíticas de numerosas sustancias contenidas en el organismo.

El isótopo más utilizado es el tecnecio-99, que tiene un periodo de semidesintegración de 6 horas. En las pruebas PET el más utilizado es la fluor desoxiglucosa y en los estudios analíticos el yodo-125.

También existen tratamientos, como la radioterapia, que consiste en la administración de radiaciones ionizantes con fines curativos para la destrucción de tejidos malignos o tumores. La teleterapia es la forma de radioterapia que utiliza la radiación procedente de un equipo generador situado a cierta distancia de la zona a irradiar, mientras que la braquiterápia es la modalidad de radioterapia que utiliza fuentes cerradas o selladas de material radiactivo que se colocan en contacto con el tumor o se introducen en el seno del mismo.

Desde el punto de vista medioambiental, ¿qué ventajas suponen las centrales nucleares en relación al cambio climático?

Las centrales nucleares, al no tener ningún proceso de combustión en su generación eléctrica, no emiten gases de efecto invernadero (CO2) ni otros. Es difícil conseguir los acuerdos de descarbonización acordados en el pasado COP21 en París sin contar con la energía nuclear.

La energía nuclear ha contribuido a la producción eléctrica no contaminante en el año 2015 con un 37% aproximadamente de un total del 56%.

¿Qué usos, además de la generación de energía, tiene la tecnología nuclear?

La tecnología nuclear tiene diversas aplicaciones:

    • En la medicina, como diagnosis y tratamiento de enfermedades

    • En la hidrología, como trazadores para seguir el curso del agua e investigar las fuentes subterráneas.

    • En la agricultura, para el control de plagas de insectos y mejora de las variedades de cultivo así como la conservación de alimentos.

    • En la minería, para determinar la composición de las capas de la corteza terrestre.

    • En la industria, como desarrollo y mejora de los procesos industriales, el control de calidad y la automatización.

    • En el arte, con técnicas que permiten comprobar la autenticidad y antigüedad de las obras de arte, así como poder llevar a cabo su restauración.

    • En el medio ambiente, para la detección y análisis de diversos contaminantes.

    • En la exploración espacial, donde las pilas nucleares se utilizan para alimentar la instrumentación de satélites y sondas espaciales.

    • En la cosmología, donde el estudio de la radiactividad de meteoritos permite confirmar la antigüedad del universo.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que das tu consentimiento a nuestra Politica de Cookies.